STORYTELLING: CONTAR UNA HISTORIA SINCRONIZA NUESTROS CEREBROS

Storytelling o «contar una historia» es una actividad que apasiona los seres humanos en general: nos gusta contar y escuchar historias. Hay muchas maneras de contar una historia,  pero todas las buenas historias tienen algo en común: le hablan al lado derecho del cerebro y su lenguaje metafórico nos pone en contacto con las partes más auténticas de nuestro ser. Las compañías y business-man, como siempre, son los primeros en tomar nota y hacer uso de ellas dentro y fuera de la empresa.

¿Qué es una historia?

Los relatos bajo la forma de historias , leyendas o explicaciones sobre el mundo que nos rodea han estado entre nosotros desde que el mundo es mundo y nos han ayudado a configurar el tipo de vida que llevamos. Se nos han contado diversos tipos de historias miles de veces desde que mamá nos llevó al parvulario de la mano, hemos leído buenos libros, hemos visto películas, hemos escuchado hermosas canciones y leyendas.

Los seres humanos, naturalmente, vivimos nuestra vida a través de historias. Los psicólogos cognitivos describen esta particularidad cómo propia de la mente humana, que en su intento de comprender y recordar , ensambla los fragmentos de experiencia en una historia, que comienza con un deseo personal, un objetivo de la vida, y luego retrata la lucha contra las fuerzas que bloquean ese deseo. Las historias son la forma en que recordamos más y mejor, porque son emotivas, apasionantes, creativas.

Desde que los seres humanos comíamos sentados alrededor del fuego en las cuevas, hemos contamos historias para ayudarnos a lidiar con el miedo y la lucha por sobrevivir . Todas las grandes historias nos han ayudado a iluminan el lado oscuro de la vida.

Si escuchamos una presentación de PowerPoint con viñetas aburridas, sólo una cierta parte del cerebro se activa: la parte de procesamiento del lenguaje y decodificación de significado. Eso es todo , nada más.

Pero cuando se nos cuenta una historia, las cosas cambian drásticamente. No sólo se activan las partes de procesamiento del lenguaje, sino todas aquellas que usaríamos al  experimentar los acontecimientos de la historia. Si alguien nos habla de cómo ciertos alimentos saben deliciosos, nuestra corteza sensorial se ilumina. Si se trata de movimiento, nuestra corteza motora se activa. Una historia puede poner todo tu cerebro a trabajar.

Uri Hasson de la Universidad de Princeton va más allá: cuando contamos una historia a otras personas sincronizamos nuestros cerebros .Cualquier cosa que tu hayas experimentado puede ser experimentada por los demás al escuchar tu historia, o por lo menos, podrán activar  las áreas del cerebro que tu hayas activado.

Storytelling y desarrollo de marcas

En el campo del marketing y el desarrollo de marca (branding) el storytelling es uno de los pilares más importantes. Los consumidores están expuestos a tanta publicidad que han aprendido a filtrar la mayoría de las comunicaciones genéricas y en cambio exigen experiencias relevantes a sus necesidades e intereses específicos.

Las mejores marcas ya no venden productos y servicios, sino que en primer lugar, ofrecen experiencias. Algunos contadores de historias son a la vez fundadores de grandes marcas con visiones que han configurado sin duda la cultura del siglo XX-XXI.

  • Walt Disney
  • Nike
  • Coca Cola
  • Steve Jobs
  • Martini
  • Cartier

Los Lideres y sus narraciones

Los líderes entienden perfectamente los principios de la narración, pero saber expresar ordenada y creativamente una historia cautivante no es suficiente. Cuando nos encontramos con un líder que solo repite una «receta» de cómo contar una buena historia, el resultado es que luego esa historia no cuaja en la realidad y se deshace. El verdadero líder debe tener un buen conocimiento de si mismo y de la naturaleza. El arte de la narración requiere inteligencia, pero también exige una experiencia de vida. Cuanto más entienda el líder su propia humanidad , cuanto más aprecie la humanidad de los demás, mejor encajará la humildad verdadera y la virtud compasiva pero realista . Esa dualidad lo convertirá en un líder maravilloso.

Las historias que nos cuenta la publicidad

Frente al océano de historias cotidianas que nos envuelve, es preciso crear la nuestra, aquella que nos explica quiénes somos de verdad, cuál es nuestro papel y qué deseamos en la vida. Si no prestamos atención a esta premisa, es muy probable que nuestra historia personal no sea realmente nuestra, sino de otros.

La historia que nos cuenta la publicidad sobre las mujeres, por ejemplo, está ligada a la preservación de un tipo de imagen, de preferencias, de soluciones, de tamaños, de vigilancias sobre el cuerpo, que somete al colectivo femenino bajo unas prescripciones que nada tienen que ver con su realidad. 

¿Sera posible crear una historia auténtica sobre nosotros mismos?