éxito y lenguaje corporal

Negociar con éxito es ser capaces de defender nuestros intereses de la manera correcta. Una del las claves que puede inclinar la balanza a nuestro favor es el lenguaje no verbal.

El lenguaje corporal es un elemento clave  ya que puede determinar el resultado de una negociación.

Toma nota de estos 5 consejos para mejorar tu comunicación no verbal:

 

1. Espeja a la otra persona

 

Observa atentamente el lenguaje corporal de la otra persona y trata de adoptar su misma posición,  el mismo tono al hablar y en lo posible,  un comportamiento similar.

No se trata de imitar, sino de acompasar a la otra personañ

Esta es la técnica de ‘duplicación’ y proviene de los estudios de la Programación Neurolingüísitca. Está demostrado que cuanto más nos acompasamos con la persona que tenemos enfrente, más favorecemos  una situación de confianza.

Si nuestros interlocutores se inclinan hacia adelante, eso mostrará conexión y comprensión. Si no lo hacen, y se inclinan hacia atrás o cruzan los brazos, debes intentar restaurar la armonía. Debes descubrir cuál es la razón de su malestar, ya que son gestos que indican descontento.

 

2. Asiente y mantén el contacto visual

 

Asentir con la cabeza mientras escuchamos a nuestro interlocutor y mantener el contacto visual es esencial para reducir la tensión y construir una sensación de confianza. Es necesario conservar el contacto visual incluso si estás en medio de un desacuerdo o una crítica dura.

Hay muchos aspectos del lenguaje corporal que pueden arruinar una negociación, pero el contacto visual  ambiguo o indeciso es el más dañino. “Los ojos son las ventanas del alma” es un dicho que también se aplica a la comunicación: cuando se evita el contacto visual, se está mostrando inquietud, distanciamiento y falta de confianza, lo que se traduce en una carga negativa para cualquier negociador.

 

3. Presta atención a tus manos

 

Tus manos también deben mostrar confianza y calma.

Mientras estás en medio de una negociación, debes evitar mostrar una sensación de inquietud:

  • manos temblorosas
  • palmas hacia abajo
  • restregarse las manos insistentemente
  • tamborilear con los dedos sobre la mesa
  • jugar con un objeto ( lápiz, bolígrafo) 

 Lo mejor que puede hacer es mantener sus manos en una posición natural para transmitir tranquilidad. en lo posible, trata de mostrar las palmas hacia arriba.

 

4. Haz que tu lenguaje corporal inspire relax

 

Incluso en negociaciones intensas, es importante mantener una posición relajada del cuerpo para ayudarte a aliviar la tensión.  Esto no se consigue de un día para el otro. Es necesario tener el hábito.

Será una gran ventaja para tí si utilizas habitualmente técnicas de respiración y relajación para gestionar tu estrés. No solo conseguirás sentirte relajado, sino que ese estado te permitirá proyectar tu voz con mayor claridad, fuerza y soltura.

También conseguirás modular tu tono de voz para que sea suave y no agresivo. De este modo podrás generar confianza y favorecer la efectividad en las negociaciones.

 

5. No te olvides de sonreír

 

Es increíble lo que se puede conseguir con un poco de buen humor sincero.

Es muy probable que las negociaciones no lleven a crear relaciones a largo plazo. Sonreír y mostrar una actitud natural y transparente es esencial para que unl acuerdo tenga éxito.

Lo importante es poder mantener esas relaciones comerciales positivas al o largo del tiempo.


También te puede interesar

http://patriciapari.com/comunicacion-no-verbal-para-destacar-en-la-entrevista-de-trabajo/

comunicación no verbal


 

¿Me ayudas a seguir adelante con el blog?

Haz clic en alguna de las redes sociales de abajo. ¡Muchas gracias!

Sobre Patricia Pari Zanetti